Blog Estética

Rejuvenecer con imanes

Las culturas ancestrales utilizaban los imanes por sus propiedades terapéuticas. Los últimos tratamientos estéticos han vuelto a incorporar los beneficios de los magnetos sobre la piel para rejuvenecer el cutis.

En la antigua India se aconsejaba llevar un imán para atraer la salud y la prosperidad. Por otra parte, la leyenda cuenta que la famosa reina Cleopatra utilizaba en la tiara una piedra de imán para retrasar los signos del envejecimiento.

En la actualidad, se conoce que los magnetos utilizados en su polaridad norte producen frío y son astringentes, al mismo tiempo que facilitan la cicatrización, desinflaman y eliminan las dilataciones. Ayudan a rejuvenecer la piel y prevenir las arrugas derivadas de la sequedad del cutis debido a factores climáticos o endocrinos.

En cambio, la polaridad sur activa más la circulación sanguínea y mejora la penetración de los diferentes activos de los tratamientos en la piel.