Blog Buen comer

Los pilares para comer sano en el verano

Cuando se acerca la época de sacar el bikini, todas nos queremos ver espléndidas. No necesitas dietas milagrosas, sino simplemente seguir estas propuestas que te traemos para las viandas saludables de verano.

Con los primeros calores llega la “operación bikini” en el que muchas personas intentan sacarse rápidamente los kilos que acumularon en el invierno. Un cambio en los hábitos alimenticios y una dieta equilibrada se convierten en la clave para perder peso de una forma saludable. Además, comer adecuadamente te hará sentir mejor en estos meses de calor.

Variedad. Es importante seguir una dieta donde se encuentren diferentes opciones de alimentos. Si te gusta, puedes darte la oportunidad de probar distintos platos de origen mexicano, mediterráneo, asiático. El truco es disfrutar de una variedad de alimentos sanos y equilibrados y probar todo tipo de comida.

Voluntad. El picoteo constante de snacks entre comidas es una de los peores enemigos de la dieta, por eso, si eres de los que no se puede resistir frente a la comida, evita tentaciones innecesarias. No caigas en el problema del cocinero, de probar bocados de la comida mientras cocina.

Agua. Con el calor es fundamental estar bien hidratado y el agua es la bebida más refrescante y sana que puedes consumir. Lo recomendable es entre 6 y 8 vasos de agua al día, aunque esto no quita que no puedas darte un gusto con algún otro tipo de bebida.

Fibra. El consumo de alimentos con fibra es fundamental paraeliminar el exceso de toxina y grasas. No olvides incluir verduras, frutas, legumbres, cereales integrales y frutos secos en tu dieta.

Anti ansiedad. Lo más difícil de la dieta es mantenerse en ella y no dejarse llevar por tentaciones, así que si un día tienes ganas de darte un gusto, es mejor que lo hagas. Date un capricho con alguna cosa dulce o un plato que te guste mucho, pero ten cuidado de no dejarte llevar por los gustos.

Grasas saludables. No todas las grasas son malas, así que no le tengas miedo a la palabra. De hecho, el consumo de ciertas grasas como la monoinsaturadas y las poliinsaturadas nos ayudan a mantener el cuerpo en perfecto estado.

Fruta. Es un clásico de cualquier tipo de dieta y un alimento ideal para el verano. Son una buena apuesta para incluir postres sanos, frescos y para lograr un menú más saludable.

Anti estés. Practica yoga, Pilates o sesiones de relajación para mantenerte en buen estado. En general, cualquier actividad que relaje el cuerpo y evite el estrés diario es recomendable, así que agrégalas a tu rutina.

Ejercicio. Aprovecha los días lindos y de descanso para dar largos paseos, hacer ejercicios en el agua y disfrutar del deporte con la familia y los amigos.

Descanso. Es importante respetar las horas de sueño. Se necesitan entre 7 y 8 horas para que el cuerpo descanse y mejore el funcionamiento de todos los órganos, además de lograr un óptimo metabolismo.

Sigue estos consejos para disfrutar tus vacaciones y tener un verano más pleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *