Blog Tendencias

Los desperdicios

La basura generada por los desechos de comida se denomina desperdicios. Estos han venido en aumento durante los últimos años lo cual constituye un problema porque en su mayoría no son productos reciclables.

Hasta hace no tantos años era tradicional en las casas uruguayas reducir los desperdicios de la cocina lo más posible. Las amas de casa dominaban una serie de trucos para transformar la comida que estaba un poco vieja en nuevos platos apetitosos. De ahí nace el tradicional budín de pan, resultado del reciclaje de pan endurecido. Pero, incluso cuando no había vuelta atrás, tirar comida era una cuestión bastante melancólica. Fue entonces que se instauró la costumbre, casi ritual, de besar al pan antes de arrojarlo a la basura.

Para algunos puede resultar gracioso que se tratase al pan como si tuviese sentimientos y es que hoy tirar lo viejo es un acto casi automático. Con el consumo cada vez mayor de productos envasados, la norma es mantener cierta prudencia con los alimentos que se ingieren. Cuando vamos al supermercado nos empeñamos en seleccionar aquellas comidas cuya fecha de vencimiento es más tardía. Esto es sinónimo de que van a ser más frescas. Y no necesitamos abrir el producto para afirmar “esto está vencido”. Solo nos basta con ver pasada la fecha que está marcada en el empaque tras la frase “consumir preferentemente antes de” para tirar esa comida.

Los americanos son quienes más comida desechan. En los últimos 40 años Estados Unidos ha duplicado su cantidad de desperdicios de comida per capita, según un estudio realizado por la United States Environmental Protection Agency. De acuerdo con esta investigación los estadounidenses tiran alrededor de 33 millones de toneladas de comida por año, lo que equivale a más de un cuarto del total de los alimentos del país.

La mayor parte de estos residuos no pueden ser reciclados y terminan por generar una gran contaminación. A esto se le añade un reciente estudio, realizado por la Escuela de Leyes de la Universidad de Harvard y el Natural Resources Defense Council, que revela que las etiquetas de vencimiento de la comida hacen que la gente tire los alimentos cuando siguen aptos para ser consumidos.

Quitar las fechas de expiración de los empaques sería ineficiente para los comerciantes. Entonces, ¿cómo se soluciona este problema? “Just eat it” (Solo cómelo), eso es lo que propone un nuevo documental que se estima se estrenará en el 2014. Será producido por Peg Leg Films, la misma que en 2010 lanzó un exitoso documental denominado The Clear Bin Project. En este último los protagonistas (la pareja que produce la película) se desafían mutuamente para ver quién produce menos basura. Con “Just eat it”, su segundo documental, pretenden continuar hablando sobre el tema de la reducción de residuos a partir de “una historia de desperdicio de comida”. El desafío, esta vez, es sobrevivir sólo con los alimentos que en cualquier hogar serían desechados.