Blog Salud

Fumar perjudica el sexo

El consumo de tabaco afecta negativamente al desempeño sexual, tanto por razones de salud, como de estética.

Muchas veces se hace la asociación del cigarrillo con la sensualidad o la provocación. Nada más lejos de la realidad, más bien al contrario; el tabaco afecta la vida sexual en varios sentidos, algunos relacionados con la salud y otros más con la estética o la atracción.

Las implicancias en la salud de quienes consumen tabaco es bien conocida; aumenta los riesgos de mortalidad por cáncer, infartos, enfermedades cardiovasculares y pulmonares. Pero respecto a la sexualidad, en los hombres puede tener un efecto negativo sobre la respuesta a la erección, debido al aumento de la circulación sanguínea. También aumenta la fatiga, lo que reduce la resistencia en el acto sexual tanto en hombres como mujeres.

En el sentido de la estética, el tabaco también puede afectar la imagen de sus consumidores y afectar su atractivo. Para empezar, provoca mal aliento, lo que no resulta tentador para nadie. También amarillea los dientes, provoca arrugas y adelanta el envejecimiento, lo que también puede perjudicar el erotismo.

Por otra parte, un estudio realizado por la doctora en Picología de las relaciones personales Wiebke Neberich revela que los fumadores solteros tiene una autoestima más baja y sufren más ansiedad.

Esta combinación de factores posiciona al tabaco como un peligroso enemigo contra la vida sexual y la salud de las personas.