Blog Salud

Flores de Bach

Bach escribió solamente un libro y todos los demás son interpretaciones de ese breve texto, que con una literatura sencilla llega muy profundo al alma de las personas. Nos preguntamos ¿para qué estoy yo aquí? ¿Qué vine a hacer en este mundo? Las distintas circunstancias que se nos presentan, serán buenas o malas según como elijamos vivirlas. Todos enfrentamos problemas y enfermedades de distinta índole y el resultado de ese enfrentamiento dependerá de nuestra actividad.

¿Cómo actúan sobre el organismo las flores de Bach?
Las flores son una terapia vibracional, son energía. Para su preparación se cortan flores naturales, no de invernadero, sin tocarlas y se colocan en un recipiente de agua de manantial, dejándolas al sol durante 4 horas. Luego se envasa en una dilución con cognac para que no se eche a perder. Las flores se sacan del agua y en realidad lo que tomamos, es esa agua energetizada por el sol. La clave está justamente en que es energía pura.
Según esta visión ¿por qué nos enfermamos?
Bach dijo que la falta de armonía y de equilibrio, suele ser el resultado del abismo que existe entre el estado interno de una persona y la «cara» que debe poner ante quienes lo rodean. Cuanto más se acerquen esas dos caras, la interna y la externa, mejor. Una característica primaria de la enfermedad degenerativa, es la diferencia entre la forma en que aparece una persona y la forma en que se siente realmente.
Es tan fuerte el estado espiritual del ser humano, que para tratar cualquier enfermedad, el primer requerimiento es que la persona quiera sanarse y esté dispuesta a asumir la responsabilidad de ello.
¿Por qué determinados síntomas se repiten, como las contracturas de cervicales?
Manejar las responsabilidades
Si nos dan una bolsa de portland ¿dónde la colocamos para levantarla?. Obviamente sobre la espalda. Bueno, esa bolsa imaginaria, en la vida son las responsabilidades. Generalmente quienes sufren de las cervicales son personas con exceso de responsabilidad, eso pesa y hace que se contracturen con frecuencia. Con el tratamiento de las flores, lo que se logra es que esas responsabilidades se manejen parabién y no para enfermamos.
¿Debemos combatir nosotros mismos las enfermedades?
Un pensamiento del Dr. Bach contesta tu pregunta: la prevención y curación de la enfermedad se logrará descubriendo lo que falla en nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *