Blog Sexo

Excitación genital permanente: una posible respuesta

No son ninfómanas, ni degeneradas, ni suertudas. Sufren de una condición poco común llamada Síndrome de Excitación Genital Permanente, que se caracteriza por lo que dice su nombre, se trata de la excitación genital espontánea e incontrolable que no tiene relación con sentimientos de deseo sexual.

Este síndrome molesto puede durar años y, a veces, resultar en el suicidio de quien lo sufre. Anteriormente se le atribuía a desórdenes psicológicos, consumo de fármacos e hipersensibilidad, pero continuaba siendo un enigma hasta que un científico de la Rutgers University, Barry Komisaruk, dio los primeros pasos para explicar y tratar este malestar.

Según Komisaruk la Excitación Genital Permanente se podría deber a un quiste en la columna. En una entrevista con El País de Madrid el científico explicó que había atendido a una mujer con esta enfermedad que tenía quistes benignos en la zona sacra de la espina dorsal, de donde sale el nervio pudendo, que recibe la sensibilidad de los genitales. De esta forma él dedujo que los quistes podrían ser la causa del síndrome, ya que podrían irritar la raíz del nervio e hiper-activándolo, bombardeando constantemente al cerebro con esta información.

En el 66,7% de los casos estudiados se presentan este tipo de quiste, lo que reafirma el descubrimiento, sin embargo, la relación entre el quiste y el desorden se dará cuando alguna de las mujeres se sometan a una cirgugía para removerlos. Si el desorden desaparece, entonces la teoría de Komisaruk sería correcta y este malestar podría llegar a su fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *