Blog Fitness

¿Cuál es el yoga ideal para ti?

Hoy en día los gimnasios ofrecen diversos estilos de yoga. Si consideras que este deporte es perfecto para ti, lee esta nota y descubre cuál es la disciplina que mejor se adapta a ti.

Si lo que buscas en un estilo de yoga que te ayude a evitar contracturas musculares y te de flexibilidad y seguridad, el Iyengaryoga es ideal. Se trata de alinear tu cuerpo, elongarlo con la ayuda de elementos como sogas y bloques. Al trabajar en la elongación de los músculos este tipo de ejercicio hace que sientas el cuerpo más estilizado.

Otro estilo muy practicado es el Dru yoga. Trabaja con posturas, ejercicios de respiración, meditación y relajación. Se trata de que a través de movimientos suaves sumados a una respiración profunda puedas liberar el estrés y problemas puntuales. Tiene un efecto tranquilizante, armónico.

Si deseas aumentar tu energía femenina prueba con el Yoga fértil. Consiste en posturas específicas encargadas de potenciar tu lado femenino desgastado por la vida laboral o social. Se aconseja su práctica a las mujeres que inician un tratamiento de fertilización asistida.

Para quienes quieran bajar de peso el estilo de yoga recomendado es el Ashtanga yoga. Enfatiza el movimiento sincronizado con la respiración mediante un método progresivo de series de posturas con una respiración específica. Produce calor interno y abundante sudoración. El calor purifica los músculos y los órganos eliminando toxinas, permitiendo que el cuerpo se reconstituya. Estas series de posturas proveen al practicante de mucha elasticidad y fuerza muscular.

¿Quieres mejorar la energía? Jivamukti yoga te hará realizar ejercicios al ritmo de ciertos sonidos. Así mejoraras tu estado de ánimo y capacidad de concentración. El objetivo central de este estilo es que puedas desarrollar la conexión con tu entorno.

Bikram yoga es una clase de noventa minutos en la que se practican veintiséis posturas en una temperatura de cuarenta y dos grados. Tiene la misma intensidad que correr diez kilómetros. Estas posturas te ayudarán a estirar y fortalecer todos tus músculos, como también las articulaciones y ligamentos.