Blog Hombres

Cómo combinar camisa y corbata

La corbata es lo que le da un toque de estilo personal al tradicional traje azul que cada hombre guarda en su placar. Por eso, es importante que sepas algunos trucos a la hora de combinar los colores para lucir siempre espectacular.

Uno de los grandes problemas de todo hombre a la hora de vestir, es no saber cómo mezclar los diseños y tejidos de las camisas y corbatas. Aunque sobre gustos no hay nada escrito, es preciso marcar algunas reglas para saber lo que NO hay que hacer.

Una regla importante a seguir, sea cual sea el color de la camisa que vayamos a utilizar, es elegir una corbata de grosor adecuado al cuello de la camisa. Camisas de cuello inglés cerrado requerirán corbatas finas y nudos americanos.

Otra regla es comenzar por elegir la camisa que queremos usar y luego seleccionar la corbata que mejor quede con la camisa seleccionada.

La camisa blanca:

La camisa blanca es una buena opción ya que se puede combinar con cualquier color. Aun así hay que tener en cuenta varios consejos que serán útiles a la hora de decidir.

Una camisa blanca se puede combinar perfectamente con corbatas lisas de casi todos los tonos, aunque es recomendable buscar tonos no excesivamente claros que puedan perderse con el color blanco de la camisa. Hay que aprovechar para hacer un lindo contraste. Los verdes y rojos irán muy bien con una chaqueta azul marino, mientras que los tonos morados son perfectos para trajes grises.

De cualquier forma, no hay por qué quedarse únicamente en combinar liso con liso, la camisa blanca lo admite prácticamente todo. Así, una corbata a rayas puede ser una excelente opción.

La camisa azul celeste:

La forma de combinar esta camisa es parecida a la blanca. Aunque se debe poner más importancia en armonizar el color  celeste con tonos más oscuros. Una corbata en azul marino, verde o bordó será una buena opción.

Este estilo es ideal para combinar con corbatas de tonos en degradé, también está permitido los diferentes diseños.

La camisa celeste de cuello y puños blancos es una opción interesante para generar aún mayor contraste con la corbata. Estas camisas nos dan un resultado realmente aceptable cuando el blanco no contrasta en exceso con el color de la camisa.

La camisa rosa

Para combinar una camisa rosa, el color más elegante y sencillo es el azul marino, que además dará un aspecto muy elegante y profesional en los círculos de negocios. A partir de ahí, podemos jugar con azules más claros (sin llegar al celeste), grises o rosas oscuros que continúen la gama de color. También resulta interesante la combinación con un granate o rojo vino.

Otros tonos de camisa lisa:

Los estilos anteriores son los clásicos de camisas lisas. Aun así hay otras opciones interesantes que se pueden agregar al armario para marcar un estilo elegante y original.

Las camisas en tonos pálidos de lila, verde o gris son sencillas de combinar una corbata azul marino o en un tono oscuro de la misma gama que la camisa.

Una camisa negra irá muy bien con una corbata gris pero ¡nada de blancos!. Si la camisa es azul marino, podemos probar con un amarillo, verde claro o rosa pálido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *