Blog Buen comer

Cocinar rápido y saludable

Andar a las apuradas no significa no tener tiempo para comer saludablemente, acá te dejamos algunas recomendaciones para que comas rico y sano cuando estás con poco tiempo.

Cada vez el ritmo de la vida es más acelerado y tenemos más responsabilidades que atender, y muchas veces sacrificamos la comida saludable por una opción menos nutritiva. Teniendo en cuenta estos consejos, hacerte comida sana y rápida va a ser mucho más sencillo.

Clasifica la verdura. Cuando compres verduras, separalas en distintos recipientes cuando llegues a tu casa. Separalos teniendo en cuenta las porciones que necesitas para cocinar, así te ahorras ese trabajo a la hora de cocinar.

No compres, cultiva.Tener almácigos con menta, ciboulette, orégano o lo que más te guste es mejor que los que puedes comprar en supermercados, son más frescos, sabrosos y sanos, además son económicos y no necesitan mucho cuidado.

Preparar masa y congelarla. Cuando hagas masa para pizza o galletas, divídela, congela una parte y podrás utilizarla fácilmente la próxima vez.

Aprovecha la fruta madura. Usala en licuados o milkshakes, no la tires.

Educación alimentaria y nutricional. Para crear un hábito de alimentación saludable, es importante enseñar a los más chicos que hay comidas saludables y otras que no es recomendable comer muy seguido. Para eso una buena idea es tener fruta disponible todo el tiempo y no comprar chatarra, si se crían comiendo de forma saludable es más fácil que mantengan ese hábito.

Enseña a tus hijos a cocinar. Así no solo fortalecerás tu vínculo con ellos, si no que aprenderán a comer mejor cuando sea Tus hijos lo harán gustosos, fortalecerán vínculos y de paso aprenderán el valor del trabajo en familia.

Huerto familiar. Si puedes, haz tu propio huerto o jardín de verduras, puedes incluso hacerlas reciclando, el sabor de los alimentos cambia totalmente al ser cosechado por nosotros mismos.

Creo que la responsabilidad de criar niños con mayor conciencia de la importancia de tener una vida saludable, sólo nos corresponde a nosotros los adultos. Debemos otorgarle mayor importancia al bienestar que a la rapidez para preparar platos rápidos con comidas poco saludables que sólo van aumentando día a día los índices de colesterol, el peso y el riesgo de enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes, entre otras tantas que ya se instalaron en el vocabulario diario de muchas personas que por no tomar la firme decisión de seguir un estilo de vida sano hoy se lamentan por no haberlo hecho.