Blog Estética

Botox capilar

El botox es uno de los tratamientos más comunes para reducir las arrugas faciales. Sin embargo, ahora el botox ha llegado hasta el cabello con el objetivo de devolverle su brillo natural.

El botox capilar es un conjunto de vitaminas, aminoácidos y proteínas que ayudan a suavizar e hidratar el cabello dañado, seco, frágil, con frizz y opaco; brindando sedosidad, brillo y sobre todo libre de frizz.

El tratamiento del botox capilar se realiza en las peluquerías y el interesado debe exponerse a un proceso de hora y media donde se le aplica mediante un masaje el producto, colágeno húmedo, sobre el cabello por distintas secciones. Una vez que el cabello haya absorbido toda la proteína natural y antioxidantes, se lava con champú y acondicionador libre de sulfato. Luego se seca y se utiliza la plancha para sellar. Esto ayuda a que el producto tenga una mejor penetración. La duración de este tratamiento es de aproximadamente tres meses.

Muchos se preguntarán cuáles son las ventajas y desventajas de este nuevo método. Por un lado, dentro de las ventajas, podemos encontrar un pelo sedoso, suave, brillante, libre de frizz; cualidades que toda mujer quisiera tener en su cabello. Además, aporta volumen y fuerza en los que son débiles y facilita el peinado en el pelo liso.

Por otro lado tenemos los efectos negativos que posee este tratamiento. Dentro de ellos podemos encontrar la decoloración excesiva del pelo o la falta de movimiento de este restándole naturalidad. Hay que tener cuidado con la cantidad de botox capilar que aplicamos en nuestra cabeza. No podemos poner de más porque puede crear el efecto contrario del que buscamos.

Los efectos secundarios son muy pocos, verdaderamente es un buen tratamiento recomendado por los especialistas. La conclusión es que rejuvenece nuestro cabello tal y como lo haría el botox con nuestra piel.