Blog Fitness

5 ejercicios fáciles para hacer en casa

Sentadillas:
Como hacerlas:Delante de una silla, de pie con los pies separados un poco más de la anchura de los hombros. Estira tus brazos de modo que queden paralelos al suelo, e inclina las caderas un poco hacia adelante.Asegúrate de que tus rodillas no sobrepasan los dedos de los pies, empiece a sentarse en un lento movimiento controlado, mientras hacemos este movimiento nos tiene que dar tiempo a contar hasta cuatro.Pausa. A continuación, levántate lentamente hasta volver a la posición de pie. Mantén las rodillas sobre tus tobillos y la espalda recta.Repetir 10 veces para completar una serie. Descansa uno o dos minutos y vuelve hacer otra seria. Al principio con 2 series es suficiente, con el tiempo podemos ir aumentando las series si nos vemos capacitados.

Flexiones en pared:
Encuentra una pared que esté libre de cualquier objeto que nos pueda molestar y colócate unos centímetros un poco más lejos que la longitud del brazo a la pared.
Mirando a la pared, inclina tu cuerpo hacia adelante y coloca las palmas de las manos contra la pared a la altura de los hombros y separadas a la distancia de nuestros hombros.
En lo que nos cuesta contar hasta cuatro (despacio), dobla los codos a medida que nos acercamos hacia la pared en un lento movimiento controlado, manteniendo los pies plantados y sobre el sitio.
Pausa. A continuación, mientras contamos hasta dos, poco a poco empujas contra la pared estirando los brazos hasta que la espalda queda recta, pero sin llegar a bloquear los codos.
Repetir 10 veces para completar una serie. Descansa uno o dos minutos y vuelve hacer otra seria. Al principio con 2 series es suficiente, con el tiempo podemos ir aumentando las series si nos vemos capacitados.
Puntillas o gemelos:
Cerca de una mesa o silla, de pie con los pies separados a la distancia de los hombros. Usar la silla para equilibrarse.
Mientras contamos hasta cuatro, lentamente nos vamos poniendo de puntillas hasta lo mas que podamos estirar y mantenemos la posición durante otros 4 segundos.
A continuación, mientras contamos otros 4 segundos bajamos lentamente hasta que nos tocan los talones en el suelo.
Repetir 10 veces para completar una serie. Descansa uno o dos minutos y vuelve hacer otra seria. Al principio con 2 series es suficiente, con el tiempo podemos ir aumentando las series si nos vemos capacitados.
Ejercicios para las manos:
De pie o sentado y con los pies en el suelo.
Movimiento 1: Imagina que hay una pared delante de ti e intentamos “caminar” por ella con nuestros dedos, mientras subimos y bajamos las manos alternativamente.
Movimiento 2: Intenta tocarte las manos por detrás de la espalda, si es muy fácil intenta tocarte los codos. Cuando lo tengamos apretamos un poco y aguantamos la posición 10 segundos. Alternar la manos.
Movimiento 3: relaja los dedos y las manos. Entrelaza tus dedos, gira las manos colocando las palmas hacia fuera y estira los brazos. Cuando sientas que se estira mantén la posición 10 segundos.
Repetir cada ejercicios 3 veces.
Caminar:
Caminar se ha convertido de uno de los ejercicios mas populares entre todas las edades.
Se ha demostrado que el caminar con asiduidad a un ritmo moderado mejora la flexibilidad en las piernas, aumente la fuerza y la resistencia a la fatiga, mejora el flujo sanguíneo en ellas, reduce la incidencia de diabetes de tipo II y disminuye la tensión arterial.
Además caminar quema calorías, y por ello puede ser un método muy bueno para controlar el peso, siempre que quememos mas calorías de las que ingerimos claro esta.
Caminar también reduce el dolor de las articulaciones con artrosis y el dolor muscular, liberar tensión y reducir el estrés e incluso y puesto que conlleva un cansancio puede ayudarnos a dormir mejor.
Para poder beneficiarnos de las ventajas de caminar deberíamos caminar durante 30-40 minutos de 3 a 5 días por semana, a una marcha algo superior a nuestra velocidad normal de camino.