Blog Buen comer

5 alimentos que sacian el hambre

Existen determinados alimentos que por su composición hacen que nos llenemos más rápido. Muchos de ellos son ideales para las dietas ya que, sin tener que pasar hambre, evitan la ansiedad de comer en exceso. Además cuentan con la cantidad de nutrientes necesarios para no perder energías.

  1. Chía Esta pequeña semilla, también conocida como Salvia hispánica, se ha vuelto popular en los últimos tiempos por su alto contenido de fibra y proteína. La chía tiene la capacidad de absorber tres veces su tamaño en agua y transformar su consistencia de sólida a gelatinosa. Se puede consumir mezclándola con agua, jugos, leche y frutas. Se debe colocar durante un par de horas dentro del líquido hasta que las semillas se hinchen.

 

  1. Avena. Posee carbohidratos de absorción lenta y un alto contenido de omega 3 y ácido linóleo, por lo que deja al organismo una sensación de estar satisfecho.

 

  1. Huevo. Si se evita consumirlo frito, el huevo es una excelente opción para saciar el hambre. Al poseer gran cantidad de proteínas logra mantener las ganas de comer controladas.

 

  1. Sopas. Son una posibilidad fácil y nutritiva para calmar el hambre. Además son un alimento versátil y variado, ya que se las puede hacer con diferentes combinaciones de verduras.

 

  1. Frutos secos. Este grupo de alimentos contiene muchas calorías y grasas, por lo que no de deben consumir en exceso. Sin embargo el contenido graso no es del tipo dañino. Los frutos secos son muy beneficiosos para la salud y llenan el estómago pero no hay que abusar.

 

También existen algunas estrategias para confundir al estómago y comer menos. Una de ellas es masticar bien cada bocado, comer lento y prestando atención, de esta manera el cerebro tiene más presente el momento de la comida, es decir que no emitirá señales de hambre tan pronto. Así como cuando hacemos cualquier acción con atención la recordamos, lo mismo sucede con la comida, y esto evita los antojos entre comidas.

 

Usar platos mas chicos es otra de las estrategias para saciarse. Esto sucede porque a simple vista, el plato parecerá más lleno. En cambio, utilizar platos muy grandes puede dar la sensación de que la porción es muy pequeña y esto puede hacer caer en la tentación de comer más.

 

Tomar agua también es una buena alternativa, ya que muchas veces el estómago confunde la falta de hidratación con el hambre. Es por eso que es tan importante beber líquido entre las comidas. Tanto el agua como las infusiones de hierbas y jugos naturales son apropiadas.